"Dragon Mart Cancún" y la presencia china en México
 
Post view

"Dragon Mart Cancún" y la presencia china en México

Detrás del “Dragon Mart Cancún” existe una “clara” y “evidente” estrategia del gobierno de China para apoderarse de tierras en la localidad de Puerto Morelos, a fin de explotar sus recursos naturales y energéticos con fines económicos, en congruencia con su política de expansión por el mundo, coincidieron especialistas en

urbanismo, economía y planeación.


Los expertos asistieron ayer (1ero. de diciembre) a un foro efectuado ayer en la Universidad del Caribe (Unicaribe), para exponer sus puntos de vista sobre los impactos económicos, sociales y ambientales que tendrá el megaproyecto comercial e inmobiliario en Quintana Roo y México.


Con base en el análisis previo de la información que se tiene del proyecto, los investigadores y académicos afirmaron que la obra ni siquiera debería discutirse, ya que violenta el marco jurídico ambiental y urbano de la zona.

 

 

Incluso, se dijo que habrá de estudiarse con detenimiento si violenta o no el artículo 27 de la Constitución Mexicana y si se está realizando bajo las condiciones que imponen las autoridades de la nación, del municipio y del estado o las convenientes para China.


Las reflexiones dieron pie, una vez más, a la urgencia de someter a debate el destino de Cancún, su crecimiento, sus límites, así como la potestad para decidirlo. ¿Es facultad de los gobiernos?, ¿de los empresarios? ¿o de la comunidad?


 

Riesgos rebasan fronteras del estado…


 

Ante estudiantes, académicos, activistas ambientales, biólogos, legisladores locales, cuerpos colegiados, empresarios y autoridades del ayuntamiento de Benito Juárez -incluido el alcalde, Julián Ricalde- el Doctor en Filosofía con especialidad en Economía por la Yale University, David Barkin, advirtió que “este no es un asunto sólo de Cancún, sino tiene que ver con la trayectoria del país”.


Informó que la magnitud de los impactos del proyecto es tal, que el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se dijo dispuesto a intervenir en el análisis de las posibles violaciones al artículo 27

de la Carta Magna.


El investigador enfatizó la importancia de incluir en la discusión y en el registro de afectaciones, a las comunidades mayas que “aquí, brillas por su ausencia”.


Aseveró que el proyecto “es del gobierno chino”, con intervención de autoridades mexicanas al más alto nivel y añadió que forma parte de la dinámica de aquel país, de “apropiación de tierras en todo el mundo”, para explotar el agua, la madera y los servicios de infraestructura.


 

Violenta el Ordenamiento Ecológico…


 

Alfonso Iracheta Cenecorta, Maestro en Planeación Urbana por la Universidad de Edimburgo, Escocia, remarcó que lo primero que “salta a la vista” es que el proyecto se encuentra fuera del centro de población de Puerto Morelos y, en una zona en

donde el Ordenamiento Ecológico impide su desarrollo y, por tanto, su autorización.


“¿Lo contempla el Programa de Desarrollo Urbano (PDU)? No. Veo además que estará en un área natural no urbanizable… es muy simple, no debió autorizarse”, sostuvo en también Doctor en Estudios Regionales por la Universidad de Varsovia, Polonia.


Iracheta Cenecorta consideró que lo que ha sucedido aquí, es lo de siempre: Una autoridad sorprendida y deslumbrada con la oportunidad de fuerte inversión y generación de empleos.


“Me sorprende que tenga una pre-autorización ambiental cuando la zona es de preservación natural, según el propio documento del gobierno, que no debe urbanizarse. Es una contradicción profunda que no puedo entenderla.


“El riesgo que veo es que Cancún siga en el ritmo que va, a convertirse en un lugar poco habitable y respetable en todos sentidos y van a crecer los problemas sociales porque ya rebasó los límites hace mucho tiempo”, señaló.

 

 

Gobierno chino, detrás del Dragón…


 

El periodista, Heriberto Araujo –autor de “La silenciosa conquista China”- indicó públicamente que la sociedad Chinamex, que promueve la realización del proyecto, es una empresa del Estado de aquel país.


Ya en entrevista con El Periódico, explicó que tan sólo con la información publicada, se sabe ya que hay tres entidades estatales chinas “metidas en esto”. Detalló que el CEO de la empresa estatal está elegido “a dedo”, por el Partido Comunista chino.

 

“El interlocutor del proyecto es el Estado Chino”, sostuvo el corresponsal español, quien ha documentado el modus operandi de China para expandir su poderío económico y comercial a nivel internacional, y quien conoce a profundidad la historia y operación del Dragon Mart Dubai.


“¿Qué quiénes están metidos? Primero, China Development Bank, el mayor banco del mundo y, como mínimo, han venido a ver cómo van las obras de construcción. Tienen dinero metido. Después, Chinamex, empresa estatal china, directamente dependiente del Ministerio de Comercio Chino”, ahondó.


La tercera empresa es Cosco Group, una de las mayores navieras del mundo, que es la que transportará los contenedores


“Aquí el tema es que China, ya sabemos lo que es (…) Por su naturaleza, los chinos quieren controlar verticalmente todos los sectores y la cadena de valor añadido, lo que incluye los recursos naturales.


“La clave está en las autoridades receptoras del proyecto y su responsabilidad de aceptarlo”, indicó al finalizar su intervención en público, al tiempo en que añadió que


una de las particularidades que distinguen el patrón conductual de los chinos, es que echan mano de la corrupción de las autoridades locales.

 

 

INIRA, violentó LEEPA…


 

Durante su intervención, Guadalupe Quintana Pali, integrante del movimiento ciudadano “Voces Unidas por Puerto Morelos”, explicó que el gobierno de Quintana Roo, a través de su Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental (INIRA), recibió para evaluación, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto denominado “Construcción y Operación del Centro Comercial Dragon Mart Cancún y obras asociadas”.


En contravención con lo que dicta la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y Protección Al Ambiente (Leepa), omitió publicar dicha MIA en la Gaceta Ecológica del estado, incurriendo además en violaciones a la transparencia.


El INIRA, pese a que hubo diversas solicitudes por parte del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), negó la consulta pública sobre el proyecto y, a sólo cinco semanas de haber iniciado su evaluación, lo autorizó de forma condicionada el seis de septiembre pasado.


“El predio cuenta con una superficie ‘autorizada’ para la explotación de materiales pétreos de 193.95 hectáreas; sin embargo, esa porción sólo representa el 34 por ciento de las 561.37 hectáreas que mide todo el terreno”, expuso.


Sin embargo, el predio ha sido casi desmontado en su totalidad –subrayó- y mostró dos fotografías aéreas que muestran el estado del sitio en 2009 y la situación actual del mismo, en octubre 2012. Devastado.


Para el investigador titular y vicepresidente del Patronato de la Universidad Autónoma de México (UAM), Roberto Eibenschutz, “es muy claro que el proyecto no debe pasar” y concluyó que para evitar combatir proyecto por proyecto, debe encararse el reto de analizar el futuro crecimiento y límites de los centros turísticos y poblaciones asentadas en la región abarcada por el corredor Cancún-Tulum.


 

 

 

 

 

Más información:
El diario de Yucatán: http://yucatan.com.mx/merida/alarma-por-el-dragon-mart
Luces del siglo: http://yucatan.com.mx/merida/alarma-por-el-dragon-mart
Reporte Indigo: http://www.reporteindigo.com/reporte/mexico/el-monstruo-asiatico-que-invadira-mexico

maritza · 666 days ago
Comments
Order by: 
Per page: 
 
  •  b_cisneros: 
     
    0

    Tienen razón en tratar de detener megaproyectos como éstos. La introducción de productos Chinos a México sólo tienen 1 fin: Acaparar todo el mercado nacional mexicano con precios más bajos que los nacionales, provocando la bancarrota de cientos, quizás miles de empresas que, no sólo generan hoy en día una gran parte de los empleos formales del país, sino que ayudan al país al ser mecanismos de autodefensa económica nacional por sobre los extranjeros que difícilmente serán controlados por el estado, por lo que, al llegar la quiebra, los artículos que los Chinos ofrezcan al consumo mexicano subirán de precio al no tener competencia que se les plante enfrente y, no sólo provocarán un aumento de los precios de productos de muy baja calidad, sino que destruirán los débiles cimientos de una economía que aún no se adapta a la dinámica global.

     
     666 days ago·neutral 
    2 points
     
Post info
maritza
Proletaria
04.12.2012 (666 days ago)
Rate
3 votes
Actions
Recommend
 
Categories